Hogar > Qué hay de nuevo > Noticias de la Industria

Informe de análisis de viabilidad sobre la mejora de los destornilladores

2023-11-20

Actualmente, el mercado está dominado por tres grandes categorías de destornilladores:


destornilladores electricos

Destornilladores manuales sin fuente de alimentación.

Destornilladores neumáticos


Destornilladores eléctricos:


Un destornillador eléctrico, comúnmente llamado lote eléctrico, funciona con una fuente de energía eléctrica indispensable para su funcionamiento. La fuente de alimentación suministra energía y las funciones de control pertinentes al destornillador, haciendo girar el motor. Como los motores de los destornilladores eléctricos difieren en sus especificaciones, la velocidad puede variar incluso si la fuente de alimentación proporciona la misma potencia de salida.

Tipos de destornilladores eléctricos:

Los destornilladores eléctricos se clasifican en tres categorías: rectos, con empuñadura de pistola yTipo de luminaria.


Ventajas de los destornilladores eléctricos:


1. Motor sin escobillas, sin altas temperaturas ni polvo de carbón durante el uso, que ofrece un rendimiento superior, especialmente adecuado para uso continuo a largo plazo.

2. Los componentes internos del engranaje están hechos de acero de aleación de alta calidad, más duradero y estable.

3. Diseño de mango ergonómico y aerodinámico para un uso más cómodo

4. El último diseño de fuente de alimentación, que supera las limitaciones tradicionales de gran tamaño y alto consumo de energía, lo que la hace más conveniente y adaptable a un entorno de trabajo de 100 V-250 V.

5. Interruptor activado por señal para una vida útil más larga

6. Diseño de interruptor de avance/retroceso fácil de usar

7. Cable de alimentación flexible especial, menos propenso a romperse, significativamente mejor en comparación

8. Valores de torque precisos, mantienen la precisión durante el uso a largo plazo

9. Sin ruido, con pocas interferencias y sin molestias


Protecciones de seguridad para destornilladores eléctricos:


Protección de herramientas clase IIncluye un dispositivo de conexión a tierra dentro de la herramienta y predominante, o totalmente, aislamiento básico en su construcción. Si falla el aislamiento, todas las piezas metálicas accesibles conectadas al dispositivo de puesta a tierra evitan descargas eléctricas a través de la puesta a tierra o la puesta a cero protectora en circuitos fijos (ver puesta a tierra).


Protección de herramientas clase IISe caracteriza por tener doble aislamiento o aislamiento reforzado, compuesto por aislamiento básico y suplementario. Si falla el aislamiento básico, el aislamiento suplementario evita que el operador sufra una descarga eléctrica. Las herramientas Clase II no se deben volver a conectar a una fuente de energía y no se permite que estén conectadas a tierra.


Protección de herramientas clase IIIse alimenta con tensiones seguras, donde el valor efectivo de la tensión en circuito abierto entre conductores o entre cualquier conductor y tierra no supera los 50V; para energía trifásica, la tensión entre los conductores y la línea neutra no supera los 29V. Las tensiones de seguridad suelen ser suministradas por un transformador de aislamiento de seguridad o por un convertidor con devanado independiente. Las herramientas Clase III no permiten dispositivos de conexión a tierra.


Supresión de interferencias de radio:

Los motores en serie monofásicos de tipo conmutador y los motores de CC pueden interferir gravemente con la recepción de radio y televisión, por lo que los diseños de destornilladores eléctricos deben considerar la supresión de las interferencias de radio. Esto se consigue normalmente con blindajes, conexiones simétricas de los devanados excitadores, filtros eléctricos, filtros conectados en triángulo, etc. Si es necesario, también se pueden conectar pequeñas bobinas de inductancia en serie con la armadura del motor.


Los productos principales actuales incluyen:



Los destornilladores neumáticos funcionan utilizando aire comprimido como fuente de energía. Algunos están equipados con dispositivos para ajustar y limitar el par, conocidos como modelos de par ajustable totalmente automáticos, a menudo abreviados como (destornilladores neumáticos completamente automáticos). Otros carecen de dichos dispositivos de ajuste y controlan la velocidad o el par ajustando manualmente la entrada de aire con un interruptor o perilla, conocidos como modelos semiautomáticos de par no ajustable y abreviados como (destornilladores neumáticos semiautomáticos). Se utilizan principalmente para diversas operaciones de montaje y constan de motores neumáticos, mecanismos de percusión o dispositivos de desaceleración. Debido a su alta velocidad, eficiencia y baja generación de calor, se han convertido en una herramienta indispensable en la industria del ensamblaje. Hay tipos de martillo semiautomáticos y tipos de control de par completamente automático. Los modos de activación de operación incluyen los tipos push-down y push-button, respectivamente.


La clasificación de destornilladores neumáticos incluye:


1. Destornilladores neumáticos tipo martillo semiautomáticos;

2. 2. Destornilladores neumáticos completamente automáticos;

3. 3. Destornilladores neumáticos de pulsador;

4. 4. Destornilladores neumáticos de empuje hacia abajo;


Sus características son las siguientes:


Los destornilladores neumáticos tipo martillo semiautomáticos suelen tener una estructura simple, son duraderos, pero no tienen control de par. Por lo general, se utilizan en situaciones en las que se trata de tornillos grandes y el requisito de par de bloqueo no es estricto, como en motocicletas, automóviles, barcos, estructuras de acero, etc. Los destornilladores que no frenan automáticamente después de alcanzar el par establecido se denominan Destornilladores neumáticos semiautomáticos tipo martillo. Por lo general, están diseñados como un pulsador con un mecanismo de martillo interno para bloquear el tornillo.

Los atornilladores neumáticos totalmente automáticos son más complejos y están compuestos por motores, embragues, reductores de marchas y mecanismos de frenado por desgasificación. Generalmente se utilizan para tornillos pequeños donde se necesitan estrictos requisitos de torsión, como en electrónica, electrodomésticos y electrodomésticos. Los atornilladores neumáticos que frenan y se detienen de forma completamente automática después de alcanzar el par establecido se denominan atornilladores neumáticos totalmente automáticos.

Los modos de activación de operación no requieren presionar la palanca de arranque con un dedo ni presionar un botón. Comienzan directamente presionando hacia abajo sobre la pieza de trabajo. Los modos de activación de operación requieren presionar la palanca de arranque con un dedo o presionar un botón.

Las carcasas de los destornilladores neumáticos suelen estar hechas de materiales metálicos; Pueden parecer un poco menos ergonómicos que los destornilladores eléctricos, pero las carcasas de metal tienen mejores propiedades antiestáticas.


Características de los destornilladores neumáticos:


Velocidad de trabajo rápida, alta seguridad, antiestático, baja tasa de fallas, larga vida útil, ahorro de energía y respetuoso con el medio ambiente;

La velocidad de rotación generalmente está entre 500 y 8000 RPM. Dado que el motor es impulsado por gas a alta presión, el aire a alta presión elimina el calor generado por la fricción de los componentes, por lo tanto, la herramienta no se sobrecalienta incluso con operaciones de larga duración y alta frecuencia.

Precisión del par: se utiliza frenado mecánico y las variaciones en la presión del aire pueden afectar la estabilidad del par del destornillador, lo que genera mayores errores con una precisión de repetibilidad de aproximadamente el 5%-3%. (Si está equipado con un regulador de aire, se puede mejorar el rendimiento).

Consumo de energía: utilizando aire comprimido como fuente de energía, con una configuración razonable de la tubería de aire, el consumo de aire de cada destornillador es de aproximadamente 0,28 m³/min, lo que comparativamente ahorra más energía y es más respetuoso con el medio ambiente.

Costo de mantenimiento: Los consumibles son pocos; sólo es necesario prestar atención al llenado regular con aceite lubricante neumático especializado y, por lo general, no es necesario reemplazar ninguna pieza dentro de un año.


Productos convencionales actuales de destornilladores neumáticos.

Ilustración de la estructura principal de un destornillador neumático.


Los destornilladores eléctricos y neumáticos son herramientas de montaje indispensables en la producción industrial moderna que pueden mejorar la eficiencia del trabajo en fábrica y la calidad del producto. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas, que pueden compararse lateralmente en los siguientes aspectos:

Apariencia:Los destornilladores eléctricos suelen tener carcasas de plástico que se ajustan a principios ergonómicos, ofreciendo un agarre cómodo y un peso ligero, lo que es más adecuado para un funcionamiento a largo plazo.

Los destornilladores neumáticos suelen tener carcasas metálicas, que pueden resultar un poco menos cómodas que las eléctricas, pero ofrecen mejores propiedades antiestáticas.

Velocidad:La velocidad de los destornilladores eléctricos suele rondar las 1000-2000 rpm; El motor genera chispas eléctricas durante el funcionamiento, lo que puede provocar que la herramienta se sobrecaliente durante períodos prolongados de uso de alta frecuencia.

Los destornilladores neumáticos suelen funcionar a velocidades de alrededor de 1000-2800 rpm; Dado que el motor es impulsado por aire a alta presión, la herramienta no se sobrecalienta con el uso de alta frecuencia durante períodos prolongados.

Precisión de torsión:

Los destornilladores eléctricos utilizan frenado electrónico, por lo que tienen una mayor precisión con una repetibilidad general del 3%.

Los destornilladores neumáticos utilizan frenado mecánico y las variaciones en la presión del aire pueden afectar la estabilidad del par, lo que da como resultado un mayor margen de error con una repetibilidad general de aproximadamente el 5% -3%. (La instalación de un regulador de aire puede mejorar esto).

Consumo de energía:

El consumo de energía de los destornilladores eléctricos es de aproximadamente 55 W/H.

Los destornilladores neumáticos, que utilizan aire comprimido como fuente de energía, son más eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente si la tubería de aire está configurada razonablemente; cada destornillador consume aproximadamente 0,28 m³/min de aire.

Costos de mantenimiento:

Las herramientas eléctricas requieren que las escobillas de carbón se reemplacen cada 3 a 6 meses y utilizan más consumibles como cables de alimentación, escobillas de carbón, cojinetes, etc., lo que genera mayores costos de mantenimiento a largo plazo.

Los destornilladores neumáticos tienen menos consumibles; Se requiere mantenimiento y lubricación regulares y, por lo general, solo es necesario reemplazar las paletas dentro de un año.

En resumen:

Las ventajas de los destornilladores eléctricos radican en su comodidad, comodidad, alta estabilidad del par y precio más bajo.

Las ventajas de los destornilladores neumáticos incluyen alta velocidad de trabajo, mayor seguridad, propiedades antiestáticas, bajas tasas de falla, longevidad, eficiencia energética y respeto al medio ambiente. El rendimiento de un destornillador eléctrico se evalúa principalmente por su nivel de ruido, generación de calor, estabilidad de la punta, función de frenado y precisión del par, siendo la precisión del par un indicador clave. El par adecuado garantiza que los tornillos se aprieten adecuadamente, y un destornillador eléctrico de calidad debería frenar automáticamente cuando el tornillo esté completamente atornillado, sin necesidad de frenos múltiples. El bajo nivel de ruido también es un indicador de un buen motor.





We use cookies to offer you a better browsing experience, analyze site traffic and personalize content. By using this site, you agree to our use of cookies. Privacy Policy
Reject Accept